El tranvía de Sevilla, que cubre el trayecto Plaza Nueva – San Bernardo, ha perdido más de un millón de viajeros en los últimos nueve años. Así lo revela, con cifras oficiales, el informe elaborado por el periodista Manuel Jesús Florencio en su blog, en el que recoge algunos de los datos claves sobre las magnitudes que se prometieron que alcanzaría en número de pasajeros el llamado Metrocentro, en comparación con las reales muchos años después de su inauguración.

El pasado 11 de enero de 2020, el Ayuntamiento de Sevilla publicaba una nota en la que destacaba el incremento de los viajeros de Tussam en un 2,3% en 2019, alcanzando un total de 83,86 millones de pasajeros. En la información, se incluía la línea T1, la correspondiente al tranvía, como una de las más demandadas por la ciudad, junto con la 2 (Barqueta-Heliópolis), la 27 (Sevilla-Este / Plaza del Duque), la 32 (Polígono Sur-Plaza del Duque), las circulares C2 y C1 y la 13 (Pino Montano-Plaza del Duque), pero sin ofrecer en el caso del tranvía ningún dato sobre su balance de viajeros en el año precedente.

En su análisis, Manuel Jesús Florencio revela cómo en 2019 el número de pasajeros del tranvía fue de 3,68 millones. Esto supone un descenso de 130.000 viajeros con respecto a 2018, 150.000 con respecto a 2017 y 70.000 con respecto a 2016. En total, desde su estreno en 2010, el Metrocentro “se ha dejado por el camino un volumen de ocupación de más de un millón de viajeros, concretamente 1,2 millones, a un promedio superior a los 133.000 anuales”. Esto significa que, actualmente, “su promedio es de 10.082 viajeros/día, cuando según expertos en transporte la inversión en un tranvía sólo se puede justificar cuando su demanda diaria es de al menos entre 30.000 y 150.000 usuarios”.

Ante estos datos, la periodista Ana Sánchez Ameneiro plantea varias hipótesis con posibles soluciones para aumentar el  número de viajeros del tranvía, tales como elevar su velocidad, suprimir paradas para agilizar el viaje, más frecuencia de paso o abaratar el viaje.

Tiene una demanda tres veces inferior a la mínima necesaria para justificar su existencia

En este sentido, cabe recordar que el coste total del Metrocentro fue de 93 millones de euros. Una cifra justificada por el entonces alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, que aseguraba que “conforme a los estudios previos realizados, el tranvía llegaría a transportar una media de 18.400 pasajeros cada día. Por tanto, un total de 6.716.000 anuales. La realidad ha convertido aquellas cifras y aquel estudio, nunca mostrado en público, en pura ciencia ficción”. Tal y como afirma Manuel Jesús Florencio, “el tranvía de Monteseirín tiene una demanda tres veces inferior a la mínima necesaria y podría y debería haber sido sustituido por una simple línea de autobús, muchísimo más barata para los contribuyentes sevillanos”.

A ello se suma el proyecto del actual alcalde de Sevilla, Juan Espadas, para prolongar el tranvía hasta Santa Justa, lo que supone un coste de 49 millones de euros. Un trayecto ya cubierto por el Cercanías de Renfe, la línea especial de autobús al aeropuerto y tres de Tussam. Tal y como afirma Manuel Jesús Florencio, “de materializarse el plan de Espadas, la línea del tranvía desde la Plaza Nueva hasta Santa Justa costaría un total de 142 millones de euros“. Y reflexiona, “piénsese en lo que se podría hacer con ese dinero en Tussam o en cualquier otro aspecto de la ciudad, como la conexión de Santa Justa con el aeropuerto de San Pablo, que costaría del orden de 30 millones de euros”.

Número de viajeros del tranvía

(en millones)

Año Viajeros
2008 4,46
2009 4,50
2010 4,70
2011 4,77
2012 4,54
2013 4,30
2014 4,15
2015 3,93
2016 4,03
2017 3,97
2018 3,81
2019 3,68