El Ayuntamiento censura la publicidad atea



Iniciativa Sevilla Abierta considera inadmisible que el Ayuntamiento de Sevilla se niegue a que TUSSAM acepte la publicidad atea. La asociación ciudadana Iniciativa Sevilla Abierta (ISA) manifiesta su sorpresa e indignación con la actitud del Ayuntamiento de Sevilla ante la solicitud de la Unión de Ateos y Librepensadores de insertar publicidad en los autobuses urbanos de la ciudad. Sin entrar a valorar el contenido de la campaña, sobre el que ISA no se pronuncia, la asociación considera que cualquier grupo ciudadano tiene derecho a utilizar los soportes publicitarios públicos para difundir sus mensajes, si éstos no incurren en ilegalidad. En ningún caso ese derecho puede ser supeditado a prejuicios religiosos o ideológicos, por muy extendidos que estos se hallen en la población. Es obligación del Ayuntamiento de la ciudad proteger ese derecho y no coartarlo. Con esta decisión, que ISA espera sea reconsiderada por el Ayuntamiento, Sevilla se sitúa en el campo de la intolerancia más cerril, alejándose de la actitud de concordia y pluralidad que otras ciudades europeas como Londres, Madrid, Barcelona o Málaga mantienen, y que, con ella, han demostrado una salud democrática y una tolerancia a la altura de lo que demanda una sociedad moderna.

La polémica en la prensa:
La Razón

Previous La asamblea de ISA acuerda reformas organizativas y un nuevo programa de actividades
Next Debate sobre la modernización del espacio público en Sevilla

1 Comment

  1. Avatar
    11 mayo, 2009
    Responder

    Intentar insertar publicidad atea en los autobuses sevillanos es una tarea mucho más difícil de lo que parece.Sevilla es la ciudad del dogma de la Inmaculada Concepción, la gente en general es de lo más capillita y para la mayoría de la población, atentar contra sus principios, contra su religiosidad más bien supersticiosa( porque se trata de adorar ídolos y de no comportarse muchas veces como cristianos, el prójimo es lo de menos y cuando expreso esta palabra me refiero al que tenemos cercano)sería un acto insoportable.Tampoco hay que olvidar el negocio que constituye para esta ciudad la Semana Santa, con la afluencia de turistas extranjeros y de ciudadanos autóctonos. En la ciudad de María Santísima una sociedad laica resulta casi impensable; aquí existe mucha pobreza aunque bastante dinero vaya al mantenimiento de un status quo: culto, imágenes, santificaciones, palios, mantos, estatuas y toda la parafernalia religiosa.Tendrían que pasar muchos años para que se existiese un autobús ateo, casi es una idea inviable.Ojalá me equivoque.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *