Fallece el pintor José Soto, uno de los artistas que más ha encarnado el espíritu de ciudad abierta que promueve ISA


Desde Iniciativa Sevilla Abierta lamentamos enormemente el fallecimiento del pintor José Soto, un artista que ha influido mucho en nuestra ciudad a lo largo de 50 años, tanto a personas de su generación como a otras mucho más jóvenes, para consolidar la apertura de miras creativas dentro de las artes plásticas. Soto, sin duda alguna, ha encarnado el espíritu de ciudad abierta que promueve ISA.

Para conocer mejor su figura y su obra, proponemos la lectura de varios artículos publicados por la crítica cultural, el de Paco Camero en Diario de Sevilla, el de Marta Carrasco en ABC de Sevilla y el de R. Montero, también en ABC de Sevilla, donde además se ofrecen interesantes testimonios de otros artistas, como Carmen Laffón, Manuel Salinas, Pepe Barragán y Luis Gordillo, que compartimos a continuación:

Carmen Laffón expresó, con palabras entrecortadas, sentirse «muy consternada» tras la muerte de uno de sus mejores amigos, con quien llegó a compartir estudio, formando parte de una generación referente y responsable de la introducción de la modernidad en el arte sevillano en los años 60.

También muy afectado se mostró Manuel Salinas, quien compartía con Pepe Soto hasta sus últimos días un estudio situado en la calle Tetuán junto a Pepe Barragán. Salinas lamentó profundamente la pérdida de «una gran persona» y recordó a Soto como «un hombre con un gran equilibro». «Su obra —añadió— es muy interesante, con una plasticidad del color muy cuidada».

Su otro compañero de estudio, Pepe Barragán, director de la galería la Caja China, conoció de forma inesperada la muerte de quien había sido su amigo desde hace más de 35 años en Galicia, donde estaba pasando sus vacaciones. Ayer, a su vuelta a Sevilla confesaba que la muerte de Pepe Soto había sido «un mazazo muy grande. No me lo esperaba». «Era una extraordinaria persona, muy amigo de sus amigos, todos los días aprendía algo de él», manifestó. «La frase que más repetía era que la vida es maravillosa. Hemos perdido a la persona que más amaba la vida», dijo apenado Barragán, quien preparaba junto a Pepe Soto una exposición de pintura sobre papel para este otoño.

Artistas de las nuevas generaciones como Ricardo Suárez valoran «su humildad y sabiduría»
El pintor Luis Gordillo, desde su domicilio en Madrid, también declaró a este periódico estar «muy afectado por la muerte de un buen amigo», con quien estudió en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, para posteriormente continuar juntos su formación en París «a finales de los años 50 y principios de los 60». Luis Gordillo afirmó que la obra de Pepe Soto está muy relacionada con la Escuela de la pintura abstracta de Cuenca impulsada por Fernando Zóbel, un grupo muy activo en los años 60. Gordillo definió la obra de Soto como «muy ordenada, nada expresionista y geométrica».

En la imagen superior, José Soto delante de una de sus obras.

Anterior LA ACTIVIDAD INVESTIGADORA QUE DEBE IR A MÁS EN LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA
Siguiente La piscina cubierta de Virgen de los Reyes cumple dos años de cierre cautelar

Sin comentario

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *