Fútbol y fe


¿Aboga el Gran Poder por el Betis? Debe hacerlo, a juzgar por la devoción con que sus dirigentes se aprestan a celebrar misas ante su altar. Entonces ¿por qué el Betis gana tan pocos partidos? ¿Se debe acaso a que la Virgen de los Reyes es del Sevilla (a ella le llevan sus copas los del equipo rival) y bloquea ésta los poderes del nazareno de San Lorenzo? ¿Estamos pues ante un tour de force sobrenatural que condiciona los éxitos deportivos de los verdiblancos? Propongo que el Betis se haga ateo ante semejante boicot de la divinidad. O por lo menos que cambie de patrocinador celestial: Alá es un valor en alza. Además, la futura mezquita de los Bermejales está a un paso del Estadio Ruiz de Lopera; se evitaría así el previsible colapso del tráfico en el centro de la ciudad en el caso de que el Betis algún año gane la Champions.

Previous Los selectos dueños del patrimonio de todos
Next Desarreglos emocionales a la sombra de un campanario: El badajo de la campana y las tripas del cura

1 Comment

  1. Avatar
    Anónimo
    20 septiembre, 2007
    Responder

    Esa foto es simbólica: muchos hombres (ninguna mujer) estirando cabezas para quedar foislizados en la foto; al fondo, el toten en su dorada y cutre gruta neobarroca; y en primer término los jefecillos de una de las tribus locales junto al jefe de los hechiceros, situado éste como delantero centro. Manque pierda…

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *