Iniciativa Sevilla Abierta aboga por unos Presupuestos que contribuyan a modernizar la ciudad


Ante la discusión de los nuevos próximos presupuestos municipales de Sevilla, Iniciativa Sevilla Abierta (ISA) anima a las autoridades locales a plantear un proyecto de cuentas públicas que, dentro de la austeridad que la crisis económica obliga, contribuyan a la humanización del espacio público y apoyen las prácticas culturales que conectan a la ciudad con la realidad contemporánea mundial.
ISA entiende que la crisis producirá una reducción de los ingresos municipales y que por tanto la política municipal debe ser austera en los gastos corrientes y tendente a optimizar la eficiencia de los servicios y empresas municipales. En ese contexto sería muy conveniente evaluar los costes de los servicios prestados y ponerlos en relación con lo que aportan a la sociedad.
ISA considera que en esta situación de crisis, las inversiones socialmente más rentables a medio plazo son aquellas que contribuyan a modernizar la ciudad, para situar a la sociedad sevillana en una posición más competitiva en el panorama internacional que se avecina. En ese sentido es conveniente profundizar las experiencias que están contribuyendo a mejorar la utilización del espacio público.
La historia reciente de la ciudad demuestra que las experiencias peatonalizadoras de las zonas comerciales han sido un gran acierto, que ha resultado en beneficio, tanto de la generalidad de los ciudadanos como del propio sector comercial. Es aconsejable por tanto continuar esta tendencia, realizándola de la forma más consensuada posible y evitando costes para las empresas afectadas.
La utilización masiva y cotidiana de la bicicleta por los ciudadanos es asimismo una de las experiencias modernizadoras más interesantes ocurridas en la ciudad en los últimos tiempos y sería muy conveniente que las inversiones municipales (ampliación de la red de carriles-bici, fortalecimiento del servicio Sebici, compatibilidad de la bicicleta con la movilidad a escala metropolitana) evitaran que dicho fenómeno muriera de éxito.
ISA entiende asimismo que la política cultural de la ciudad debe apoyar decididamente las prácticas culturales que conectan la ciudad con las dinámicas contemporáneas de la cultura mundial, porque ello es una necesidad estratégica imperiosa para toda ciudad que quiera formar parte de las redes socioeconómicas preponderantes del siglo XXI. Apoyar por tanto actividades innovadoras en el ámbito de la cultura, que complementen la oferta de la industria cultural local, es una inversión muy rentable en términos sociales.

Anterior ¡Bienvenido a Sevilla, Javier!
Siguiente Mes de danza

Sin comentario

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *