La calidad educativa de la enseñanza pública es el factor clave para vertebrar una sociedad equilibrada y próspera. Es por ello que desde la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta saludamos positivamente que una de las primeras acciones del nuevo consejero de Educación y Deportes, Javier Imbroda, haya sido mostrar su apoyo a la continuidad del Bachillerato Internacional en el IES Martínez Montañés de Sevilla y aplicar su modelo a las otras siete capitales de provincia andaluzas. La falta de financiación por parte del anterior Gobierno presidido por Susana Díaz hacía peligrar este programa de excelencia educativa que desde hace 30 años imparte este centro sevillano, el único con carácter público de Andalucía que cuenta con esta modalidad educativa, pues fue implantado en 1989 por el Gobierno presidido por José Rodríguez de la Borbolla.

Estos son los consensos más necesarios: Un Gobierno de coalición PP-Ciudadanos decide extender por Andalucía una acción de política educativa aprobada por un Gobierno del PSOE. Propuesta, alentada y llevada a cabo por profesores de dicho instituto sevillano como Carmen García Calderón, y como Juan Andivia, socio de ISA.

Durante su visita al IES Martínez Montañés, Javier Imbroda mostró su respaldo a la continuidad del Bachillerato Internacional en el centro sevillano al que catalogó como “el buque insignia de la educación pública andaluza”. Y, en este sentido, el objetivo que en este sentido se marca para la presente legislatura es crear una red andaluza de Bachillerato Internacional y que haya al menos un centro con ese modelo en cada provincia andaluza.

Potenciar un caso de éxito educativo en lugar de suprimirlo

Las alarmas saltaban el pasado mes de noviembre cuando el consejo escolar del centro informaba de que no contaban con recursos suficientes para mantener la continuidad del Bachillerato Internacional. En 2012 la Consejería de Educación redujo a la mitad su aportación al programa (16.883 euros anuales). Desde entonces el centro ha ido arrastrando un déficit que al inicio del presente curso escolar se presentaba inasumible. Los gastos que genera el programa asciende a casi 40.000 euros anuales, es decir, un 0,0005% del presupuesto de 6.329 millones de euros en Educación. Esta amenaza del cierre del programa llegó a movilizar en noviembre de 2018 tanto a actuales como antiguos alumnos. Tras la polémica suscitada, y el apoyo a los alumnos desde la sociedad civil por parte de antiguos alumnos, padres, profesores, periodistas, y asociaciones como Iniciativa Sevilla Abierta (con mucho gusto, escuchamos a los alumnos, alertamos del problema y orientamos para solucionarlo), la Consejería de Educación, encabezada por Sonia Gaya, anunció antes de las elecciones autonómicas del 2 de diciembre que renegociaría la colaboración con el centro. Un compromiso que el nuevo consejero, Javier Imbroda, ha confirmado.

 

La implantación del primer Bachillerato Internacional Público de Andalucía en el IES Martínez Montañés data de 1989. Desde entonces, el centro se ha mantenido como el único público de la comunidad que ofertaba el programa, convirtiéndose en un foco de excelencia académica en Andalucía y en España. Entre otros muchos logros, el instituto ha conseguido las medias más alta de Bachillerato Internacional en España, varios alumnos con la mejor calificación del país, ser el instituto con la media de Selectividad más alta en Sevilla y varias clasificaciones a las Olimpiadas Nacionales e Internacionales de Física, Biología y Matemáticas.

Por estos y otros muchos méritos, el IES Martínez Montañés recibió en mayo de 2018 la Medalla de la Ciudad de Sevilla, por acuerdo del Pleno municipal y a propuesta del alcalde, Juan Espadas.

El actual director del IES Martínez Montañés, Juan Alberto Roca, flanqueado por sus predecesores, Carmen Calderón y Juan Andivia, al recoger, en representación de todo el Instituto, la Medalla de Sevilla, concedida por el Ayuntamiento a dicho centro educativo en mayo de 2018.

Oportunidad para los buenos estudiantes de familias sin rentas altas

Desarrollar el programa del International Baccalaureate (IB) no es una acción al servicio de élites, ni es para familias ricas. Todo lo contrario. Los adolescentes (no solo sevillanos, sino de cualquier localidad andaluza) que logran plaza es gracias a sus notas. Y ello está permitiendo desde 1989 que magníficos estudiantes, sea cual sea el nivel de renta de sus familias, tengan la oportunidad de esforzarse aún más y elevar su potencial. Por eso es muy conveniente ampliar cuanto antes el número de institutos públicos en toda Andalucía, y también en Sevilla y su provincia, que imparten esta enseñanza homologada a nivel mundial. Lo que además también acrecienta el nivel docente de los profesores que la imparten, como ha sucedido en el IES Martínez Montañés, al tener que recibir formación complementaria y actualizada, por parte de los mentores de la organización International Baccalaureate.

Quienes tengan dudas sobre lo que aporta a la igualdad de oportunidades, pueden ver el mejor testimonio posible: el de actuales alumnos, y el de antiguos alumnos. En la red social Twitter, están agrupados con el hashtag #SalvemoselBIMM.