La piedad del pregonero


De la entrevista a Antonio Burgos publicada en ABC el pasado sábado, 27 de octubre:

—Teatro de la Maestranza. 9 de marzo de 2008. Usted camino del púlpito. ¿De quién se acuerda?

En todos los muertos de Zapatero por si, a lo mejor, pone las elecciones generales ese día. Incluidos los dos abuelos.

(Uno de los abuelos de Zapatero era militar y fue fusilado en 1936 por mantenerse fiel a la República).

Sin que se hubiera confirmado que las elecciones serán ese día, la respuesta de Burgos debiera haber sido motivo suficiente para su inhabilitación como pregonero de valores cristianos. ¡Subir a tan elevado púlpito mascullando tan mundanos sentimientos de odio!

Confirmada la convocatoria de elecciones, y dado que las instituciones eclesiásticas mantienen a Losantos en el púlpito de la COPE, por lo que no es previsible ningún tipo de veto a esta versión local de talibán de sacristía, solo cabría esperar un boicot de las instituciones civiles al acto.

¿Aplaudirá Monteiserín desde la mesa presidencial el ofensivo recuerdo de los muertos de Zapatero, que dedicará seguramente al sagrado fajín de la Macarena en un elogioso recuerdo del muerto que yace a sus pies y que fuera en vida su dueño?

Estoy seguro que si, que lo hará.

Anterior ISA convoca los “Premios Sevilla Abierta”
Siguiente Nuestro padre

1 Comentario

  1. Avatar
    Anónimo
    2 noviembre, 2007
    Responder

    De «Andalucía, tercer mundo» a mamporrero mediático de la derecha reaccionaria. ¡Hay que ver lo que cuesta que la Sevilla eterna te haga pregonero de su semana santa!

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *