Un grupo de niños y padres de las plazoletas conocidas como Los Verdes, de la barriada Tres Mil Viviendas de Sevilla, han puesto en marcha una petición en Change.org para que la biblioteca pública del barrio abra los sábados.

Según describen en la petición digital, “los niños y niñas se reúnen los sábados en la calle en torno a uno o dos libros. Están ávidos de leer, de conocer. Cogen los libros uno detrás de otro sin haberlos todavía terminado”. Pero buscan mejorar los espacios de encuentro y reflexionan sobre ello: “Queremos poder acudir a la biblioteca del barrio los días de biblioteca de calle, el sábado cuando todo está cerrado”.

Desde el verano de 2018 acuden todos los sábados al centro cívico El Esqueleto, donde está la biblioteca, para ver si un día la encuentran abierta. Pero no es así. En la primavera de 2019 deciden pasar a la acción y sus padres les apoyan, están orgullosos. Se recogieron firmas y se enviaron a la directora del Distrito Sur, y a la Comisionada para el Polígono Sur. Han tenido una primera respuesta oficial del Comisionado con la promesa de poder reunirse en septiembre directamente con los niños y niñas para valorarlo.

Este es un claro ejemplo de una situación que ocurre muy a menudo en la administración municipal. Es decir, existen servicios administrativos cuyo horario es funcionarial, no hay una labor proactiva para saber cuándo deben abrir determinados servicios públicos. Desde la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta consideramos que, con la tecnología de la información y la comunicación existente hoy en día, debería promoverse la participación ciudadana para consensuar entre ciudadanía, funcionarios y autoridades sobre los días y horas de apertura de servicios e instalaciones públicas (centros cívicos, centros deportivos, bibliotecas, oficinas de atención para servicios sociales, etc.). Es un ejercicio democrático que contribuye a la eficiencia en la asignación de los recursos públicos.