Manifiesto por la No Injerencia de la Iglesia Católica


Ante la manipuladora y demagógica campaña del lince, promovida por la Conferencia Episcopal Española, el Colectivo a favor de un Estado Laico, manifiesta que:

SE TRATA DE:

  • UNA PUBLICIDAD ENGAÑOSA: Porque un embrión no es una niña ni un niño; un feto, tampoco.
  • UNA CAMPAÑA POLÍTICO-IDEOLÓGICA: Porque pretende desactivar el ejercicio de un derecho conseguido democráticamente, y combatir una reforma propuesta por el actual Gobierno socialista.
  • UNA HIPOCRESÍA: Porque la jerarquía de la Iglesia Católica sólo parece mostrar intéres por la vida intrauterina o en estado comatoso. ¿Por qué no se opone a las guerras o a la pena de muerte con el mismo empeño? ¿Por qué no condena con igual virulencia la violación y la prostitución, causas de muchos embarazos no deseados?
  • UNA MANIPULACIÓN: Porque en la actualidad no se debate sobre aborto sí o no, sino sobre una reforma de la legislación ya existente. Porque sustituyen la imagen de un embrión o de un feto por la de una criatura a punto de empezar a caminar.
  • UNA DEMAGOGIA: Porque se deslegitima una anterior campaña dirigida a proteger al lince ibérico, la especie felina más amenazada del planeta, en lugar de defender la riqueza de la biodiversidad.
  • UNA IRRESPONSABILIDAD VERGONZOSA: Porque los verdaderos peligros de extinción de la humanidad podrían ser la superpoblación o la plaga del sida, a las que la Iglesia Católica contribuye, prohibiendo cualquier tipo de anticonceptivos, así como el uso del preservativo.
  • UN DISPENDIO ECONÓMICO: Porque es incomprensible cómo, frente a tantas necesidades sociales y en plena crisis económica, la jerarquía católica destina una ingente cantidad de dinero a esta demagógica campaña.
  • UN PELIGRO SOCIAL: Porque se pretende manipular y politizar manifestaciones de la cultura popular, como la Semana Santa o la romería del Rocío, por intereses ideológicos.

POR TODO ELLO, EXIGIMOS:

  • MÁS FORMACIÓN sexual y emocional para la juventud a fin de evitar el mayor número de embarazos no deseados y, por tanto, de abortos.
    EL DERECHO a decidir sobre el propio proyecto vital y la salud física y psíquica por parte de los sujetos, sean mujeres o varones.
    EL DEBER de la clase médica a cumplir la ley en la Seguridad Social (salvo objeción fundada).
    LA CONSIDERACIÓN DE LA MATERNIDAD, no como un destino biológico, sino como una opción libre y gozosa de las mujeres. De ahí que un Estado de Derecho deba apoyar por igual la opción de ser madre como de no serlo, facilitando ayudas para ambas elecciones.
    LA TRANSPARENCIA económica por parte de la Conferencia Episcopal, dando cuentas del origen de los fondos utilizados para financiar esta campaña.
    QUE EL ESTADO deje de financiar con el dinero recaudado por la Hacienda Pública a una iglesia que ataca los derechos democráticos.
    LA RETIRADA inmediata de la campaña de la Conferencia Episcopal.

CONCLUSIÓN:
Estamos a favor de la maternidad libre, por lo que apoyamos una Ley democrática y justa que despenalice la interrupción voluntaria del embarazo.
Adhesiones personales y de grupo a:
colectivo.laico@yahoo.es
(Incluir nombre, apellidos, DNI)

Previous Usos culturales en Sevilla
Next Por la modernización de la Administración Pública

2 Comments

  1. Avatar
    Gonzalo
    7 abril, 2009
    Responder

    Con permiso, y sobre los puntos que publican sobre la campaña:

    1.- Un embrión es un ser humano. No porque lo siga la Iglesia sino porque lo dice la biología. Ser humano se es de feto, de niño y de anciano. Insisto: Pura biología, sin más consideraciones.

    2.- No sé de qué derecho democrático están hablando, les recuerdo que según la legislación vigente promovida por el gobierno socialista de 1985 y mantenida por todos los posteriores, el aborto es un delito despenalizado en dererminadas circunstancias. No un derecho. En ningún documento jurídico vigente en España se define ni reconoce como tal.

    3.- La Iglesia Católica no sólo se ha manifestado reiteradamente contra otras formas de violencia, sino que en el caso de las guerras suele ser la única, o de las únicas instituciones que quedan sobre el terreno ayudando a los damnificados cuando otras instituciones, civiles o militares, abandonan la zona. El negar estos hechos puede deberse a una ignorancia del tema tratado o bien a una mala fe intolerable.

    4.- Los que defendemos la vida humana en toda situación sí discutimos sobre el aborto en sí, por más que la iniciativa gubernamental sea de una reforma. Además, en el cartel que se critica aparece un niño gateando, es cierto, pero también imágenes de varias etapas del desarrollo fetal. En cualquier caso, y volviendo al punto 1, lo que se muestra es el fin a defender, el ser humano.

    5.- En ningún momento se deslegitima las campañas de protección del lince ibérico. Sencillamente se denuncia que éste esté -justamente- protegido mientras la vida humana no se protege de igual forma. Y es un hecho hoy día el que embriones de especies protegidas tienen en España más protección jurídica que embriones humanos.

    6.- Argumentar con la superpoblación humana como contraposición al peligro cierto de extinción de especies animales me resulta sencillamente insultante y no voy a entrar en más profundidad por no darles oportunidad de censurar mi comentario por utilizar los calificativos que me vienen al teclado.

    7.- Pudiendo ser ciertamente discutible la oportunidad de destinar fondos a esta campaña, me resulta cuanto menos chocante que acusen a la Iglesia de tal cosa cuando lo que sí podría calificarse de ingente es la obra social que la misma desarrolla, sin que a día de hoy tengamos conocimiento de que ustedes destinen a fines sociales fondo alguno, gastando éstos en publicidad de sus campañas que yo, personalmente, entiendo absurdas.

    8.- Cuando ustedes me digan dónde está la Semana Santa o el Rocío en esta campaña, me lo cuentan. Por otra parte, y aceptando el gran peso de cultura y folclore que tienen ambas celebraciones, éstas no se pueden entender sin su esencia que no es otra que la religiosa, católica por más señas.

    No entro en sus «exigencias», que no entiendo qué tienen que ver con lo anterior, porque son ustedes muy dueños de exigir que el sol salga por el oeste si así les place.

    Y entiendo que la Iglesia Católica, o la asociación de petanca del turruñuelo, será cuanto menos tan libre como ustedes, para manifestar públicamente sus posiciones frente a otros temas.

    Saludos.

  2. Avatar
    Sebastián Chávez
    11 abril, 2009
    Responder

    La mejor respuesta al comentario anterior puede leerse en el manifiesto suscrito por más de 1000 científicos españoles, en el que denuncián la utilización ideológica de los hechos científicos. Veáse la entrada en este blog del 11 de Abril.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *