Ministra sevillana


La ministra más sevillana del nuevo gobierno nació en San Sebastián pero eligió Sevilla para estudiar Biología. Eran los años 80 del pasado siglo y Enrique Cerdá había logrado que los estudios de Genética en la Hispalense tuvieran reconocimiento más allá de Despeñaperros. Por eso Cristina Garmendia, con medios familiares para estudiar donde quisiera, eligió Sevilla. Y también de la mano de Enrique Cerdá, recién terminada la licenciatura con calificaciones brillantes, conoció a Margarita Salas y se fue a Madrid a realizar una magnífica tesis doctoral bajo su dirección. Cristina encadenó después éxitos SIC hasta que decidió dar el salto a la empresa, creando con otros científicos excelentes (Juan Carlos Ispizúa, Carlos Martínez) una de las más importantes spin -off biotecnológicas de España.
Su nombramiento por Zapatero es muy acertado, porque Cristina Garmendia es una mujer capaz que representa lo que la ciencia española puede hacer para contribuir a centrar este país en la nueva economía.
Su relación con nuestra ciudad fue importante en su trayectoria vital y demuestra que los frutos de una Sevilla con vocación universal –la de Enrique y otros pioneros de la ciencia hispalense de su generación– son bastante más interesantes que los del ombliguismo contumaz.

Previous Adolescentes ante el alcohol
Next La Sevilla del tranvía

2 Comments

  1. Avatar
    Lopera in the nest
    21 abril, 2008
    Responder

    Querido Sebastian, no es la única la Ministra Garmendia, afrotunadamente hay otros, pocos pero haberlos los hay. Por la admiración y respeto que me producen estas iniciativas, permíteme que la haga de una empresa similar a la de la Sra. Garmendia, Biomedal. El esfuerzo del Dr. Angel Cebolla se lo merece.

  2. Avatar
    jonybigud
    24 mayo, 2009
    Responder

    ¡dios!, pero si es la «barbi» (acuérdate sebastián)

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *