Música, Bullicio, Olés, Flamenco y Silencio


La revista Paisajes, que se distribuye a todos los usuarios del tren AVE, publica un amplio reportaje sobre Sevilla en su número 223, del mes de mayo. Se titula «Al son de Sevilla» y su lema es «Música, Bullicio, Olés, Flamenco y Silencio», sobre una foto de un coche de caballos pasando por delante de un azulejo con imagen de la Virgen de la Piedad, en el Arco del Postigo.
No critico que se hagan reportajes de este tipo, en una revista de divulgación turística, pero cuando se dice algo como: «Sevilla embriaga con el dulce olor a azahar y deslumbra con su luz. Pero hay más. Sus sonidos llegan al alma: el paso de los caballos, el rumor de las fuentes o el cante de una saeta son algo único» superamos la galería de los tópicos reduccionistas, que no hacen más que acrecentarse a medida que avanza el reportaje, centrado en La Maestranza «Al pasar por sus alrededores, se escuchan pasodobles, aplausos y olés»; la siesta, «Sevilla bulle. Pero también se toma su tiempo de respiro, y cuando llegan las tres de la tarde el silencio se impone y la ciudad de adormece»; o la devoción mariana, «La Virgen de la Macarena es la que más piropos y lágrimas arranca a los sevillanos. Pura devoción».
En fin, una galería de tópicos y ni una palabra de la capacidad creadora de sus gentes de hoy. Lástima de oportunidad perdida.

Previous ¡Será posible que tengamos que decir adiós a Mes de danza!
Next A contramano, medalla de la ciudad

4 Comments

  1. Avatar
    Libérrimo
    4 junio, 2009
    Responder

    Las revistas de viajes suelen ser el apoteosis del tópico y la simplificación. Sólo lograremos corregir el tópico con mucho tiempo y un dinamismo social sostenido en otra dirección. Quizás llegue un día en que las revistas hablen del «típico pedalear de los sevillanos en una ciudad que bulle de creatividad e innovación». Ojalá lo veamos.

  2. Avatar
    Ismael
    9 junio, 2009
    Responder

    El flamenco es un tópico de Sevilla pero no se le puede tomar como algo perjudicial para la imagen moderna de esta ciudad. Es uno de los mejores ejemplos de manifestación artística de constante renovación y es esta ciudad la principal factoría mundial de cantaores/as, bailaores/as, compositores/as, músicos, etc. El flamenco gusta en los cinco continentes y la capital hispalense es para el flamenco lo que Lousiana para el Jazz, Buenos Aires para el Tango o Lisboa para el Fado, Sevilla es la cuna del flamenco contemporáneo. Personas de todos los rincones del planeta vienen a estudiar música, a aprender a bailar, a sentir el duende de esta forma de vivir. El flamenco no se puede encasillar bajo ninguna etiqueta y nadie puede hacerse dueño de él; el flamenco es de los seres humanos porque es puro sentimiento y estos no entienden de «progres» o «carcas», de Trianeros o Japonenes ni de gitanos o payos. Un saludo y buen día a todos/as.

  3. Avatar
    Por-libre
    9 junio, 2009
    Responder

    Estoy de acuerdo con Ismael. Una cosa es el flamenco, que es una parte de nuestro patrimonio cultural en permanente evolución, y otra cosa es el flamenqueo casposo de los rociero-folclóricos. Esto último ni es flamenco, ni es arte, ni contribuye de manera positiva a la vida de la ciudad, pero es lo que en mayor medida alimenta el tópico.

  4. […] nobody@flickr.com (Regina Martínez) wrote an interesting post today onHere’s a quick excerptUna cosa es el flamenco, que es una parte de nuestro patrimonio cultural en permanente evolución, y otra cosa es el flamenqueo casposo de los rociero-folclóricos. Esto último ni es flamenco, ni es arte, ni contribuye de manera positiva … Read the rest of this great post here Posted in Uncategorized on May 31st, 2009 | […]

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *