La lectura es un hábito que se debe inculcar desde la infancia, puesto que los libros son un pilar fundamental en el desarrollo cognitivo y emocional de los niños. Embarcarse en la lectura desde pequeños no solo proporciona deleite y placer, sino que aporta una magnífica herencia cultural, científica y literaria. En este sentido, la Librería Rayuela Infancia apuesta desde hace 21 años por la divulgación de la literatura infantil y juvenil, y la promoción de la lectura y las artes plásticas, por entender que son necesarias para la vida y el desarrollo evolutivo de la infancia.

Libros para niños y jóvenes de diferentes ámbitos de edad

Siempre pensando en hacer de la lectura algo lúdico para los niños, sus fundadores, Lola Gallardo y Miguel Escalera, defienden el derecho a “leer libros de calidad, a divertirse leyendo, a aprender, a crecer jugando”. Por ejemplo, en este artículo de Diario de Sevilla proponen diez cuentos para que los más pequeños sientan la vuelta al cole como un proceso más fácil y llevadero.

Asimismo, y afianzando el concepto de librería especializada en literatura infantil y juvenil, también recomiendan tres clásicos de reciente edición para fomentar la lectura entre niños y jóvenes de diferentes ámbitos de edad.

Para primeros lectores

‘Saltamontes va de viaje’ acumula 6 historias que se suceden a lo largo del camino recorrido por este personaje. Es una de las numerosas obras de Arnold Lobel, uno de los escritores más importantes de la literatura infantil contemporánea, un escritor prolífico del que tenemos pocas traducciones al castellano.

En estos relatos tan sencillos y hermosos como simbólicos, nuestro Saltamontes se topa con la intolerancia de los escarabajos, con las consecuencias de sus actos y la adaptación continua a la vida cuando se relaciona con el gusano de la manzana, conoce la rigidez de la mosca barrendera, entiende el acatamiento de normas en individuos como el mosquito, que se aferran a ella porque no poseen un criterio propio, ve la necesidad de la rutina y el no cuestionarse de las mariposas y se acepta a sí mismo, naturalmente, ante el poderío aparente de las libélulas.

Resulta curioso la ausencia de nombres propios. Los personajes de esta historia, y no es el único caso en los escritos de Lobel, carecen de ellos. Se llaman saltamontes, escarabajos, libélulas… nombres comunes y, sin embargo, consigue dotarlos sin problema de identidad propia, de personalidad particular y muy humana, como toca en los cuentos.

Para lectores de 6 a 12 años

Pippi Calzaslargas‘ tiene ya la friolera de 73 años. Es un personaje literario atemporal y adelantado a su tiempo. Es pecosa, pelirroja, con dos trenzas tiesas, usa medias a rayas y unas botas con cordones de colores diferentes. Es una niña valiente y tiene una fuerza extraordinaria. Podríamos no parar de describirla. El caso es que, lo hagamos como lo hagamos, digamos lo que digamos, no hay duda, Pippi está lejos del rol de niña vulnerable y frágil, necesitada de aprobación social.

Pippi es fundamentalmente diferente, simbólicamente diferente y a la vez, encanta y seduce. Una clave que ha hecho que millones de niñas y niños del mundo la reciban con los brazos abiertos. Quizá esto hila con la idea de que la diversidad y la diferencia en todos los órdenes, de raza, de cultura, de género, de formas de hacer y de sentir, es lo único que puede igualarnos. A menudo, sin embargo, podemos toparnos con preocupaciones por parte del mundo adulto con respecto a la literatura entendida como enseñanza y así se piensa, algunos con pesadumbre, otros con ánimo, que niñas y niños reproducirán los roles que están escritos. Y si son las niñas las que pueden reproducirlos, la preocupación aumenta. Pero lo cierto, y eso lo saben las lectoras y lectores, es que la literatura es placer y un fin en sí mismo. Por eso y ante las amenazas de no publicación de sus obras por imaginar a una niña atípica y diferente, Astrid Lindgren afirmaba: “Los niños no imitan a Pippi, saben que ella es única” .

Para jóvenes lectores

Al sur de la Alameda‘, una novela juvenil muy recomendable. Lola Larra, escritora chilena, centra este relato en un hecho histórico ocurrido en Santiago de Chile en 2006: la Revolución Pingüina, un encierro de estudiantes en un pequeño colegio que termina generando movilizaciones estudiantiles en todo el país. Dos narradores mantienen atento al lector recreados en dos tipos de lenguajes narrativos: Nicolás, un chico que se suma a esta movilización no por convicción propia, al menos en los comienzos, y cuyo relato de lo que acontece siempre aparece expresado en un registro textual, escrito por Lola Larra, y el relato de una anciana que está viendo lo que ocurre desde el piso de enfrente del instituto a través de unos binoculares y que aparece en la novela recreado por el ilustrador Vicente Reinamontes, exclusivamente contado con imágenes bajo un guión de Lola. De todo esto resulta una mezcla exuberante y hermosa de novela gráfica y textual que llega al lector no solo por esto, sino por la recreación intimista de los momentos cotidianos de estos adolescentes en acción.

Los responsables de Librería Rayuela, Lola Gallardo y Miguel Escalera (a la izquierda de la imagen), junto al escritor Eliacer Cansino, el ilustrador Raúl Guridi y el equipo de Asociación Danza Mobile, cuando presentaron ‘El libro del mundo’, obra que la librería editó para celebrar su vigésimo aniversario, y cuyos beneficios destinó a Danza Mobile.

Premio ISA a la Librería Rayuela Infancia

Además de dirigir su librería, Lola Gallardo y Miguel Escalera asesoran en literatura infantil y juvenil a centros escolares y bibliotecas públicas que se lo demandan, y son miembros muy activos de la Asociación de la Feria del Libro de Sevilla. En 2017 recibieron el Sello de Calidad para librerías, otorgado por el Ministerio de Cultura en colaboración con el Gremio de Libreros Españoles.

Su arraigo al mundo de la infancia les ha llevado a crear varios proyectos solidarios. Son de destacar ‘El libro del mundo’, un relato de Eliacer Cansino ilustrado por Raúl Guridi, cuyos ingresos donaron a la Asociación Danza Mobile; y ‘De la mano de Alicia’, un proyecto de formación de voluntarios mediadores de lectura para campos de refugiados y otras situaciones de infancia desfavorecida. Asimismo, periódicamente organizan ‘Las noches mágicas’, una actividad de animación lectora a través de juegos, canciones y cuentacuentos en las que los niños pasan la noche en la librería con su saco de dormir dispuestos a vivir una experiencia de convivencia y motivación relacionada con los libros

Por todo ello, nuestra Asociación ha decidido otorgar a la Librería Rayuela Infancia el Premio ISA a la Modernización de Sevilla. La gala de entrega de premios tendrá lugar el próximo martes 17 de septiembre a las 20:00 en el Global Omnium Auditorio del Acuario de Sevilla (entrada libre hasta completar aforo, reservar a través de este enlace: https://www.ticketea.com/entradas-premios-sevilla-abierta-2018/)