Al comienzo del curso escolar 2018-2019, es si cabe más necesario conocer y compartir el conocimiento sobre la realidad del sistema educativo. Tanto los logros y méritos como las carencias y deméritos. En esta ocasión, queremos resaltar el ejemplo que está dando, desde hace muchos años, la comunidad de 50 profesores del Instituto de Educación Secundaria Isbilya para demostrar en Sevilla y Andalucía que la educación de excelencia se puede alcanzar y consolidar desde un centro público. Aunque una parte de la población crea que solo es posible en algunos concertados o privados. El IES Isbilya es el que suma en los últimos ocho años mayor número de alumnos que han obtenido el Premio Extraordinario de Bachillerato. Todos los años ha tenido al menos un alumno con ese logro, a la vez que el 100% de sus alumnos que hacen la “selectividad” consiguen aprobarla. Como Gabriel Ferreras Garrucho, quien aparece en la foto que encabeza este tema. Fue el más puntuado en la convocatoria de 2017.

Los Premios Extraordinarios de Bachillerato de Andalucía se convocan a la finalización de cada curso académico. Pueden presentarse los alumnos que hayan concluido 2º de Bachillerato en el año en curso, alcanzando una media de 8,75 puntos en toda la etapa y voluntariamente opten muestren su disponibilidad, en unas fechas posteriores a la “selectividad”, con todo el cansancio que en ese momento acumulan. Este año, las pruebas se realizaron el 26 de junio cuando la “selectividad” había terminado el 14 de ese mismo mes.

Alumnos del Instituto de Educación Secundaria Isbilya, de Sevilla, en un aula de Informática creando aplicaciones.

Constan de cuatro exámenes: Filosofía, Historia de España, Idioma extranjero y la materia troncal general de la modalidad cursada por el alumno en 2º de Bachillerato. Para cada examen disponen de una hora, con una sola opción; siendo el tiempo disponible en “selectividad” de 90 minutos y dos opciones de examen a seleccionar una. Se requiere alcanzar un mínimo de 32 puntos entre todos (una media de 8 puntos) y no obtener en ningún examen menos de 5.

La convocatoria de 2018 para la provincia de Sevilla constaba de 16 premios. De nuevo, por octavo año consecutivo,  alumnos del I.E.S. Isbilya (en este curso dos alumnos) han alcanzado uno de esos premios. Es el único centro de toda Sevilla y provincia que ha repetido este logro de manera continuada durante ocho años. En esta última convocatoria, los otros 14 estudiantes ganadores son dos del Colegio Claret, dos del Colegio Buen Pastor y uno del IES Velázquez, IES Fernando de Herrera, IES Murillo, IES Valle Inclán, Colegio Santa Ana, IES Itaca (Tomares), IES Guadalquivir (Lora del Río), IES Galileo Galilei (Dos Hermanas), IES Herrera (Herrera) y Colegio San Alberto Magno (Dos Hermanas).

A quienes lo obtienen, la Junta de Andalucía les concede 500 euros (hasta 2012 eran 1.000 euros, se ve que no podía recortar en otra partida para mantener la cuantía a los jóvenes de mérito), la gratuidad de su matrícula para el primer curso de la carrera universitaria que elijan, la anotación especial en el expediente personal del alumno, y la opción de presentarse a los Premios Nacionales de Bachillerato españoles.

El Instituto de Educación Secundaria Isbilya acoge actualmente unos 650 alumnos. Creado en 1990, está cerca de la Estación de Santa Justa, de la calle José Laguillo y de la calle Arroyo. En enseñanzas posobligatorias su alumnado tiene procedencias muy diversas, siendo centro de referencia para las familias cuyos hijos concluyen la enseñanza obligatoria en centros privados que no ofertan enseñanzas de Bachillerato y para aquellos otros, de la ciudad o de la provincia, que comparten su modelo de enseñanza y aprovechan la cercanía de la estación ferroviaria. Oferta enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Educación Especial y Formación Profesional, en este caso de la rama profesional de Servicios Socioculturales y a la comunidad.

Se sitúa en el nivel 10 sobre 10, del Índice socioeconómico y cultural (ISC), que calcula la Consejería de Educación a efectos comparativos y que está compuesto mayoritariamente por centros privados. Sus niveles de obtención de la titulación en todas las enseñanzas giran en torno al 80-90 % en términos generales, siendo habitual, como ha ocurrido este año, que el nivel de aprobados en la prueba de acceso a la universidad sea del 100 %.

Ayudar tanto al que menos puede como al que más sabe

Conjugar la atención a la diversidad, a través de diversos programas y actividades, con la excelencia educativa, es uno de sus principales elementos diferenciadores, valorado así por las familias de su alumnado. No solo le dan un trato singular a quienes tienen más dificultades de aprendizaje (programas de refuerzo y recuperación, adaptaciones curriculares, etc), sino también a los alumnos “excelentes” (así los llama el informe PISA), que se caracterizan por sus altas calificaciones y su voluntad permanente de mejora. A éstos les organiza acciones para potenciar su desarrollo personal y académico. Y eso es un acierto, pues en nuestro país estos alumnos no reciben la atención especial que merecen, siendo los que pueden liderar un cambio como el que nuestro país necesita, basado en la educación y el talento.

 

Fachada principal del IES Isbilya, inaugurado hace 28 años, y en muy poco tiempo su comunidad de docentes lo ha situado en primer nivel de calidad educativa en Sevilla, sin nada que envidiar respecto a concertados y privados.