INICIATIVA SEVILLA ABIERTA PREMIA LA CAPACIDAD DE LA SOCIEDAD CIVIL PARA INFLUIR POSITIVAMENTE EN LA GOBERNANZA DE LA CIUDAD


La decimosexta edición de los Premios ISA consagró la relevancia de la sociedad civil para influir positivamente en la gobernanza de los asuntos generales que conciernen a toda la ciudadanía. La Asociación Sevilla Quiere Metro recibió el Premio a la Modernización de Sevilla, y la Fundación Cristina Heeren el Premio a la Proyección Internacional de Sevilla.

Más de 150 personas asistieron al acto, celebrado anoche en Platea Odeón Imperdible, espacio de cultura y ocio que está situado en el interior de la antigua Estación Plaza de Armas. Un gran  número de socias y socios, y también una representación de la sociedad civil, política y económica de la ciudad se dieron cita en una entrega de premios ágil, dinámica y con mucho contenido, llevada de la mano de nuestro compañero Juan Luis Pavón.

Contamos con representantes de entidades cívicas, asociaciones, fundaciones, colegios profesionales y hermandades; entre otros, Mariano Pérez de Ayala, presidente de Cáritas Andalucía; Francisco Ferraro, presidente del Observatorio Económico de Andalucía; Andrés Sáez, director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla; Luis Miguel Pons, director de la Fundación MAS; Ozgur Unay, presidente de la empresa UG21.

También quisieron estar presente diversos representantes de administraciones públicas como el delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, Juan de la Rosa; el delegado de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, José Lugo; el senador y portavoz del Grupo Municipal Socialista, Antonio Muñoz; el concejal socialista Ignacio González; el diputado del PP por Sevilla Rafael Belmonte.

Una vez leída el acta del fallo del jurado de la presente edición por Rocío García Ramos en nombre de Iniciativa Sevilla Abierta, se entregó el Premio a la Modernización de Sevilla a la Asociación Sevilla Quiere Metro de manos de Carmen Bernáldez de ISA. El presidente y fundador de la Asociación, Manuel Alejandro Moreno Cano, agradeció el premio y recordó en su discurso que “en Sevilla sólo el 23% de los desplazamientos se realizan en transporte público. Es una movilidad ineficiente, en comparación con ciudades parecidas a nosotros. Sevilla tiene que ser consciente de la importancia del Metro para la ciudad. La falta de red de Metro nos ahoga cada día, nos hace menos competitivos y nos deja sin oportunidad de crecimiento ni en términos económicos, ni de sostenibilidad, ni socialmente, ni de salud”.

También citó la importancia de la cofinanciación estatal  y del papel que Bruselas está teniendo en la consecución de las reivindicaciones sobre la red de metro de la ciudad. “Nuestra trayectoria revela una verdad vital: la perseverancia y la colaboración  son fuerzas poderosas. En Sevilla Quiere Metro somos gente trabajadora, rigurosa y peleona desde el respeto. Eso nos hace avanzar y ser creíbles. Gracias a ello, hemos acercado posturas y hemos logrado acuerdos que antes parecían imposibles, en beneficio de la sociedad. Este es un claro ejemplo de cómo la acción conjunta entre la sociedad civil y la administración puede influir en grandes decisiones, como la firma del convenio entre el Estado y la Junta de Andalucía para la línea 3 de Metro”.

“Nuestro logro va más allá de la construcción de una infraestructura vital; hemos abierto un nuevo camino, un cauce para que la sociedad civil, la nuestra, la de Sevilla, se exprese y luche por mejorar no solo nuestro sistema de Metro, sino también innumerables aspectos de nuestra ciudad. Este premio no sólo reconoce lo logrado, sino que nos anima a seguir trabajando juntos por una Sevilla más accesible, sostenible y unida”.

El Premio a la Internacionalización de Sevilla recayó en esta ocasión en Cristina Heeren, entregado por Juan José Giraldo de ISA. La premiada es fundadora y presidenta de la Fundación que lleva su nombre y que desde 1996 realiza una labor única de enseñanza y difusión del Flamenco en todas sus manifestaciones dentro y fuera de Sevilla, siendo la Fundación uno de los principales representantes internacionales del Arte Flamenco con presencia en Estados Unidos, India, Francia, México, Israel y un largo etcétera, y que cuenta además con un elevado porcentaje de alumnado internacional.

Cristina Heeren recordó que “cuando yo tenía diez años de edad, mis padres me trajeron a Sevilla, donde en primer lugar viví la Semana Santa y luego la Feria, dos experiencias que me impresionaron mucho. Entre estos dos eventos que me fascinaron por su solemnidad y por su animación, respectivamente, viajamos en coche por Andalucía, donde pude empaparme de la belleza de los paisajes que atravesamos. 

Esta experiencia en su totalidad me impresionó profundamente y creó en mi mente de niña la idea de que Andalucía era donde yo quería vivir. Además, mi padre era muy aficionado al flamenco, llevándome a un teatro de Londres a asistir a un espectáculo del gran Antonio Ruiz Soler, al que visitamos en su camerino después de su actuación. A partir de aquel momento, seguimos asistiendo, mi padre y yo, a numerosas actuaciones de flamenco en teatros y en tablaos, en varios países. Llevo afincada en Andalucía desde el año 1978 con una vida envidiable, estimulante, y feliz”. “Aquí he podido desarrollar mi afición por el Flamenco, creando la fundación que presido. ¡Muchísimas gracias a Sevilla, Andalucía, España y a toda la comunidad flamenca por permitirme cumplir un sueño!

Una vez finalizada la entrega de premios, tomó la palabra uno de los socios fundadores de la Asociación Iniciativa Sevilla Abierta, Carlos Gómez Camacho, que recordó algunas claves sobre la razón de ser de la entidad, reflejadas en su manifiesto fundacional en 2006: “El aprecio de la libertad; la innovación como progreso social; la ciencia y la técnica como expresiones de la racionalidad; el arte, el pensamiento y la cultura como estímulos; el desarrollo económico como condición de progreso y la iniciativa empresarial como fuente de riqueza; la solidaridad ciudadana para la cohesión; la sostenibilidad como criterio; el respeto a las iniciativas ciudadanas innovadoras”.

En su reflexión sobre la importancia de la sociedad civil en el contexto actual (global, nacional, regional y local) de debilitamiento de la participación ciudadana, decadencia de los sistemas democráticos y potenciación de la polarización, Carlos Gómez Camacho citó literalmente algunos fragmentos del célebre discurso de Pericles tras la Guerra del Peloponeso, hace 2.455 años, que tiene absoluta vigencia hoy para los fundamentos de una sociedad democrática: “Las mismas personas pueden dedicar a la vez su atención a sus asuntos particulares y a los públicos, y gentes que se dedican a diferentes actividades tienen suficiente criterio respecto a los asuntos públicos. A quien no toma parte en estos asuntos lo consideramos no un despreocupado, sino un inútil; y nosotros en persona cuando menos damos nuestro juicio sobre los asuntos, o los estudiamos puntualmente, porque, en nuestra opinión, no son las palabras lo que supone un perjuicio para la acción, sino el no informarse por medio de la palabra antes de proceder a lo necesario mediante la acción”.

El acto se cerró con la presentación de varias actividades que la Asociación fomenta como Assejazz y su programación en su Casa del Jazz junto al Parque de Miraflores, y el trabajo de varios de los socios y socias de la entidad, que figuran entre los más destacados a nivel nacional e internacional en sus respectivos campos de conocimiento, como Eleonora Viezzer y su investigación sobre la creación de energía mediante la fusión de plasma, o Andrés Periñán, joven ingeniero, responsable de proyectos internacionales de ingeniería y tráfico.

Previous La Fundación Cristina Heeren y la Asociación Sevilla Quiere Metro galardonados en la edición XVI de los Premios ISA
Next Metro y Flamenco, espacio y tiempo, medida y compás

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *